Cuando le pides un despertador a tu amigo y te dice que no te preocupes.