­čöą Popular | Latest

El Chig├╝ire Bipolar cumple 9 a├▒os a mediados de este mes. En 9 a├▒os, l├│gicamente hemos tenido momentos buenos y momentos malos, momentos m├ís f├íciles y momentos dif├şciles, momentos de tensi├│n. Como todos nosotros. Como todos ustedes. - En 9 a├▒os, en una democracia normal, ya estuvi├ęramos prepar├índonos para escoger a un tercer presidente. Pero creemos que ustedes saben que esto no ha sido as├ş, ┬┐no? Esto ni de vaina es una democracia normal. Hace tiempo dej├│ de parecerlo. - Pero tanto en aquel escenario ideal como en la realidad que nos han pretendido imponer el Comandante Gal├íctico y su obeso heredero, siempre tendr├şamos un papel de oposici├│n. Porque desde nuestro punto de vista, el papel del humor es, a trav├ęs de palabras, frases e ideas, denunciar lo que pasa y hacer que todos reflexionemos sobre nuestras circunstancias. Ser un radar chistoso de la realidad tan triste que nos toca vivir. Gente talentosa que hace relatos muy serios sobre nuestro d├şa a d├şa, sobra. Pero nosotros nos empe├▒amos en contar el cuento desde nuestra acera. Porque creemos que esta tarea se debe llevar a cabo en todos los escenarios posibles. Con todas las herramientas que se tienen a mano. Podr├şamos ponernos una peluca, hacer gestos amanerados o hacer chistecitos de peos, pero escogimos el camino m├ís dif├şcil. El del humor pol├ştico. As├ş somos, perd├│n. - Ahora m├ís que oposici├│n, nos toca asumir un papel de resistencia. Toca ser m├ís inteligentes, hilar m├ís fino, sacarle m├ís punta al l├ípiz. Seguiremos haciendo nuestro trabajo, buscando meter m├ís mensajes entre l├şneas. En el camino seguiremos oyendo que no es momento para chistes. Lo sabemos. Por eso es que ahora tenemos m├ís ganas de hacerlos.: SE PRENDIO ESTA MIERDA E L C H I G U I RE B I P 0 L A R N E T El Chig├╝ire Bipolar cumple 9 a├▒os a mediados de este mes. En 9 a├▒os, l├│gicamente hemos tenido momentos buenos y momentos malos, momentos m├ís f├íciles y momentos dif├şciles, momentos de tensi├│n. Como todos nosotros. Como todos ustedes. - En 9 a├▒os, en una democracia normal, ya estuvi├ęramos prepar├índonos para escoger a un tercer presidente. Pero creemos que ustedes saben que esto no ha sido as├ş, ┬┐no? Esto ni de vaina es una democracia normal. Hace tiempo dej├│ de parecerlo. - Pero tanto en aquel escenario ideal como en la realidad que nos han pretendido imponer el Comandante Gal├íctico y su obeso heredero, siempre tendr├şamos un papel de oposici├│n. Porque desde nuestro punto de vista, el papel del humor es, a trav├ęs de palabras, frases e ideas, denunciar lo que pasa y hacer que todos reflexionemos sobre nuestras circunstancias. Ser un radar chistoso de la realidad tan triste que nos toca vivir. Gente talentosa que hace relatos muy serios sobre nuestro d├şa a d├şa, sobra. Pero nosotros nos empe├▒amos en contar el cuento desde nuestra acera. Porque creemos que esta tarea se debe llevar a cabo en todos los escenarios posibles. Con todas las herramientas que se tienen a mano. Podr├şamos ponernos una peluca, hacer gestos amanerados o hacer chistecitos de peos, pero escogimos el camino m├ís dif├şcil. El del humor pol├ştico. As├ş somos, perd├│n. - Ahora m├ís que oposici├│n, nos toca asumir un papel de resistencia. Toca ser m├ís inteligentes, hilar m├ís fino, sacarle m├ís punta al l├ípiz. Seguiremos haciendo nuestro trabajo, buscando meter m├ís mensajes entre l├şneas. En el camino seguiremos oyendo que no es momento para chistes. Lo sabemos. Por eso es que ahora tenemos m├ís ganas de hacerlos.
Save